Biomasa y sostenibilidad
Así se transforman los residuos de aceituna en una fuente de energía

Así se transforman los residuos de aceituna en una fuente de energía

Los compuestos fenólicos, como el guaiacol y el siringol, son sustancias químicas versátiles utilizadas en diversas áreas de producción. Entre ellas se incluyen la generación de energía, la fabricación de productos químicos especializados (como fertilizantes, desinfectantes y fibras sintéticas) y la producción de resinas fenólicas. Además, se usan como potenciadores del olor o el sabor de muchos alimentos.

A pesar del aumento constante en la producción industrial de fenol, con un promedio anual del 2,5 % en los últimos cinco años, todavía no se logra satisfacer la creciente demanda. La razón principal es el aumento constante en el consumo de estos compuestos. La mayoría de los fenoles industriales se obtienen a partir del benceno, lo que conlleva un uso significativo de combustibles fósiles y provoca daños ambientales.

No obstante, es posible obtener algunos de estos compuestos de manera sostenible. El orujillo de aceituna, un subproducto del aceite de oliva, se puede convertir en compuestos fenólicos, reduciendo el impacto ambiental industrial.

Para saber más sobre la valorización de la biomasa para obtener energía, y más concretamente a partir los subproductos de la aceituna, haz click en la fuente. Si te ha gustado esta publicación dale a compartir.

Fuente: retema

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com