Biomateriales
Crean una alternativa sintética a las maderas exóticas a partir de residuos de kombucha

Crean una alternativa sintética a las maderas exóticas a partir de residuos de kombucha

Según un informe de WWF (World Wide Fund for Nature), se estima que la cantidad de madera extraída en el mundo se triplicará para el año 2050, con el aumento de la población y los ingresos en los países en desarrollo. Además, se estima que habrá un mayor uso de la madera para fabricar biocombustibles, productos farmacéuticos, plásticos, cosméticos, electrónica de consumo y textiles. La búsqueda de sustitutos de la madera puede ser un camino inteligente hacia un futuro sostenible, especialmente si las alternativas se fabrican con desechos generados por otras industrias. Pyrus, por ejemplo, es un material de madera sin aceite producido de manera sostenible con desechos de celulosa bacteriana reutilizados de la industria de la kombucha.

Para elaborar el producto, esta celulosa se vierte en un molde junto con agar -un gel a base de algas que actúa como aglutinante. Deshidratan el material y luego colocan la hoja de pulpa endurecida bajo una prensa mecánica para aplanarla. Lo que queda es una lámina que se puede lijar y cortar como la madera de un árbol, y que además es biodegradable. El resultado es un material denso de color oscuro que se asemeja a muchas maderas de alto valor que provocan la deforestación en áreas tropicales como la selva amazónica.

Para más información acerca de esta madera sintética haz click en la fuente.

Fuente: archdaily.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.