Biomateriales
Los investigadores prueban la fabricación de materiales compuestos de madera y poliuretano

Los investigadores prueban la fabricación de materiales compuestos de madera y poliuretano

La espuma de poliuretano se utiliza en la mayoría de los colchones del mercado. El poliuretano está fabricado con polioles e isocianatos derivados del petróleo que pueden emitir compuestos orgánicos volátiles, sustancias químicas nocivas que pueden causar irritación respiratoria u otros problemas de salud. Algunas de estas sustancias, incluso son mutagénicas y cancerígenas. Por ello, los investigadores están trabajando en la producción de polioles e isocianatos derivados de fuentes de biomasa.

En algunos estudios, se mejoró la resistencia a la compresión y la estabilidad dimensional añadiendo nanocristales de celulosa a las espumas de poliuretano fabricadas con aceite de palma. Para obtener una resistencia a la compresión óptima y mejorar el aislamiento térmico, se reforzó el poliuretano rígido con lignina de paja de trigo. También se ha demostrado que la lignina funciona bien en lugar del poliol. Antes de que los productos de origen biológico puedan utilizarse de forma generalizada, es necesario introducir un alto porcentaje de componentes procedentes de fuentes biológicas. Este objetivo podría lograrse utilizando fibras lignocelulósicas para reforzar las espumas.

En un artículo publicado recientemente en la revista de acceso abierto Materials, los investigadores analizaron la preparación y caracterización de los composites de poliuretano rígidos de madera.

En este estudio, los autores analizaron la utilidad de diferentes partículas de madera como refuerzo en espumas rígidas de poliuretano (RPUF). Se utilizaron partículas de madera molida de diversas formas y tamaños, así como poliol e isocianato comerciales, para fabricar espumas rígidas de poliuretano reforzadas. También se investigó el impacto de los tratamientos de las fibras y la agitación mecánica en las características de las espumas. Se realizaron pruebas adicionales con espumas de poliisocianurato (PIR) para ver cómo afectaba el refuerzo a sus características. Se investigó el impacto del refuerzo de partículas de madera en la espuma midiendo las características mecánicas.

Imagen de espumas mezcladas mecánicamente con fibra fina al 10, 20 y 30%. Fuente de la imagen: Bradai, H. et al.,2022, Materials

Para saber más acerca de este estudio y los resultados obtenidos, haz click en la fuente.

Fuente: azom.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.