Economía Circular
Celulosa reciclada, biogas y calor industrial renovable: avanzando en la descarbonización

Celulosa reciclada, biogas y calor industrial renovable: avanzando en la descarbonización

En As Pontes de García Rodríguez, municipio coruñés junto al monte Caxado, en la comarca del Eume, está acabando de concretarse un nuevo proyecto de Ence Energía y Celulosa, plenamente alineado con la economía circular. La empresa especializada en el aprovechamiento responsable de madera procedente de plantaciones forestales y biomasa de proximidad proyecta allí una bioplanta que producirá fibra blanqueada reciclada.

La nueva instalación, ubicada en el lugar que ocupó en su día la central térmica de As Pontes, va a nutrirse exclusivamente de papeles y cartones recuperados (no hará uso, por tanto, de madera como materia prima) y su consumo de agua va a reducirse a la mínima expresión, apenas 1,5 hectómetros cúbicos anuales, la quinceava parte de lo que consume de media una planta de fibra virgen. Fuentes del Grupo Ence señalan que esta forma de operar, “plenamente alineada con los principios de transición justa”, cubrirá las necesidades de fibra reciclada de un amplio surtido de clientes sin por ello promover el aumento de la superficie dedicada a cultivos ni incrementar la demanda en Galicia de madera de eucalipto.

La bioplanta contará con una instalación complementaria de generación de energía eléctrica y térmica a partir de biomasa de proximidad y sostenible, lo que asegurará su autoabastecimiento. También está previsto que el dióxido de carbono biogénico que genere se destine a la producción de biocombustibles. Además, dado que ocupa un terreno que viene dedicándose a la actividad industrial desde 1972, la apertura de la planta de As Pontes no supondrá impacto medioambiental al no afectar ningún hábitat natural.

Para el Grupo Ence, esta transformación de los emplazamientos de antiguas centrales térmicas en instalaciones biosostenibles de nuevo cuño es una apuesta estratégica. La empresa tiene ya en funcionamiento una planta de generación de energía renovable con biomasa que sustituye a una térmica en Puertollano y está desarrollando otra en la localidad cordobesa de Puente Nuevo. En todos los casos, la compañía ha realizado estudios voluntarios del estado de la biodiversidad en los entornos en que se establece, para asegurarse de que sus instalaciones no tengan un impacto negativo ni en el lugar en sí ni en sus áreas de influencia.

Para saber más sobre las biofábricas de Pontevedra y Navia y sobre el modelo de economía circular de Ence haz click en la fuente. Si te ha gustado esta publicación dale a compartir.

Fuente: elpais.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com